fbpx

Ya con el avance de mi embarazo, mi acupuncturista me dijo que podía empezar a nada en el mar.

¡Que ilusion!

Antes nadaba mucho, 3 mil metros era mi normal, soy pisces ja ja ja

Pero por mi habito de sobre esfuerzo, la pregunté, para aclarar…

¿Cuando me dijo que puedo empezar a nadar, refieres a moverme en el agua o nadar metros extensivos?

Claro era, más bañarme.

Lo comente a mi amigo Javi, ex velocista de nivel olimpíco, y me dijo claro podríamos nadar un poco juntos, antes si lo hicimos y tenía buen nivel, pero ya en mi estado corriente tenía mis dudas, y decidí ir sola para empezar.

Baje a la playa, goro, tapones, gafas de nadar y aletas cortas.

Me preparo en la orilla,

Primero estiro lateralmente, luego los hombros y mis piernas

Después pongo mi goro, tapones y gafas de nadar reflectivo para el sol ( y el estilo ja ja ja)

Miro el mar con intencion y me enfoco como la gran nadadora que soy y con gusto entro el agua…..

10 minutos más tarde y una nadada epíca de aproximadamente 22 metros salgo….

Ja ja ja ja ja ja ja

Internamente estoy riendome de mi preparacíon profesional y el equipo que llevaba…. y luego los metros que lograba.

Antes, esto para mi seria una fracaso, tendria una dialogo interno dando un sentido negativo a la experiencia.

Sin embargo sali del agua, viendo la parte comíca de la situacion, tuvo la capacidad de honrar la necesisdad de escuchar mi cuerpo y celebrar los cambio fisicos que estoy viviendo con el embarazo.

Realmente disfruté del baño.

Lo que me ha ayudado mucho soltar, y rendirme a los cambios sin resistencia son dos practicas que cultiva el entrego, la adpatabilidad y fluidez del elemento agua.

1) La practica de elemental vinyasa elemento agua cultivar la energia fluida, la capacidad de encontrar soluciones creativas y adaptarte a situaciones nuevas con una flexibidad y receptividad.

2) La practica de yin yoga. Yin yoga me ha enseñado a reconocer y aceptar cada momento tal como es, me ha permitido no dar sentido a la experiencia y simplemente vivirlo. Saboreando nuevas texturas, temperaturas y movimientos dentro de mi experiencia.

Y aprendiendo a dejar ir. Yin yoga me facilto tener la capacidad de relajar profundamente y no sentir miedo del incertidumbre de la falta de control… de mi cuerpo, de mi vida, de mis relaciones, de mi profesion… de todo… puedo disfrutar del momento. Después no vivo una respuesta contractiva en mi cuerpo, ni una mente disparando con criticos.

En el momento de risa en la playa, solté mi necesidad de identificarme como una gran deportista, solte mi ego, y me quede muy, muy a gusto en el momento, yin yoga me ha dado esta capacidad de adaptación a los cambios. El mundo estar en cambio constante, sin embargo este momento especifico de revolucion político, económico, ambiental, espiritual y social yin yoga es un regalo.

Si te cuesta adaptar a los cambios, y te quedas estancado y frustrado…

Si el cuerpo esta en tensión, aunque estiras, vas al fisio y te cuidas mucho…

Si estas nervioso, ansioso y no puedes soltar control…

Si quieres entender un poco más de la fascia, medicina tradicional chino y como crear practicas de yin por tus necesidades individuales, o por ayudar a otras….

Si quieres tener recursos de disfrutar de tu vida tal como es…

Practicas yin yoga o profundizar con una formación de profesor de yin yoga 100 horas.

Suscríbete a nuestra newsletter

Compartimos con nuestros suscriptores reflexiones sobre la práctica y filosofía del yoga, además de información sobre las iniciativas que vamos poniendo en marcha.

You have Successfully Subscribed!